Etiquetas

Ingmar Bergman

Espero no envejecer tanto como para volverme religioso.

2 comentarios:

  1. esa esperanza también la acarreo yo.

    ...parece que voy por buen camino.

    ResponderEliminar